5.4 C
huecas,spain
viernes, diciembre 15, 2017
LA FAUNA DE HUECAS

La composición de la comunidad de animales  de un territorio está determinada por el tipo de hábitat, que va a condicionar qué especies pueden alimentarse y/o reproducirse en él. Por su parte, el tipo de hábitat es fruto de la historia, una historia de uso humano que ha dado lugar al paisaje que vemos hoy en día. El ser humano llegó a Europa hace miles de años y desde entonces ha ejercido su capacidad de transformación del territorio. En el caso de Huecas, existen pruebas de que el hombre ha habitado las tierras que hoy forman parte del Término Municipal desde hace al menos 5500 años; el paisaje del pueblo es, por tanto, el resultado del uso continuado a lo largo de muchísimo tiempo.

Sin dejar ese pasado remoto, la reconstrucción del paisaje de la Edad del Bronce (3500 años antes de Cristo) a partir de los restos de polen enterrados en el suelo, nos dice que en Huecas hubo bosques de pinos, robles y encinas. De esa época se han encontrado huesos de Ciervos y Jabalíes, especies que hoy están ausentes por la progresiva desaparición de los bosques y apertura de tierras para el cultivo. La agricultura se desarrolló pronto, de hecho, a partir del polen, se sabe quedesde muy antiguo desaparecieron los árboles y aumentó el cereal (trigo y cebada). Hoy día el paisaje del pueblo está dominado por los espacios abiertos dedicados al cultivo (cereal, olivos, viñas, principalmente) y por eriales y herbazales en los que durante cientos de años ha pastado el ganado (aunque actualmente este aprovechamiento se ha abandonado).  Aparte, quedan encinas aisladas, solitarias o formando pequeños bosquetes, testigos del bosque originario. Este paisaje va a condicionar la fauna de Huecas, de la que pasamos a hablar a continuación. El objetivo no es citar todas y cada una de las especies en una lista, sino las principales o mejor conocidas al tiempo que se explica el contexto ambiental en el que desarrollan su vida:

AVES

Las aves son uno de los grupos de animales más estudiados y de los que tenemos más información, en parte por la mayor facilidad de su observación. En el caso de Huecas, además, la comunidad de aves es especialmente importante porque cuenta con varias especies emblemáticas desde el punto de vista de la conservación. La presencia de estas aves ha sido determinante para que hoy el Término Municipal esté incluido dentro de una ZEPA (Zona Especial de Protección para las Aves). Huecas alberga importantes poblaciones de aves esteparias, algunas amenazadas a nivel mundial, como la Avutarda (es el ave más pesada de Europa, ¡machos de casi 20 kilos que mantienen todavía la capacidad de volar!). También vive durante todo el año y se reproduce el Sisón, otra especie que encuentra en los secanos ibéricos un hábitat óptimo.  Junto al Sisón otras aves típicas de medios abiertos como el Alcaraván o las Calandrias (éstas últimas poniéndole la “banda sonora” a las mañanas de primavera). Son también comunes las rapaces que tienen predilección por medios abiertos, como el Aguilucho Lagunero, o los Aguiluchos Cenizo y Pálido, que crían en los campos de labor o herbazales cuando la vegetación está alta. Dentro de las aves de presa Huecas cuenta también con una colonia de cría de Cernícalo Primilla en la torre de la Iglesia. Esta especie, en fase de recuperación en toda España, es un pequeño halconcito que pasa el invierno en África (¡vuelan hasta Senegal!) y vive con nosotros en primavera y verano; cría en agujeros de paredes de piedra y desde allí sale a cazar a los campos cercanos. Le encantan las zonas de cultivo, donde tiene buena visibilidad para capturar a sus presas preferidas, los saltamontes. Se alimenta también de otros tipos de insectos, pequeñas lagartijas y ratoncillos.

Aparte de las especies esteparias más emblemáticas, Huecas cuenta con muchas otras especies de aves,  entre las pequeñas se pueden citar: el Triguero, Jilguero, Pardillo, Cogujada, Verdecillo, Pinzón Vulgar: todas estas se pueden ver frecuentemente en bandos en áreas abiertas. En estas zonas también habita el extraño Chotacabras Pardo, rara ave nocturna que cría en el suelo aunque, os aseguro, que durante el día podéis pasar a su lado y no la veréis, pues se camufla perfectamente entre las hierbas. Luego existen otras especies que prefieren la presencia de algunos árboles aislados, como las chaparras del camino de Barcience, entre éstas se encuentran algunas avesque visitan este bosquete en invierno: como el Herrerillo Común y el Petirrojo. En zonas arboladas del pueblo y un poco más húmedas (como la alameda) habitan y crían el Ruiseñor Común, la Curruca Cabecinegra, el Ruiseñor Bastardo, el Verderón Común, el pequeño Buitrón o la Lavandera Blanca.

No hay que olvidar a las especies más ligadas al hombre, ya sea porque habitan en las viviendas o porque son especies de caza. Entre las primeras ocupan puesto preferente las especies insectívoras que nos visitan en primavera-verano, como la Golondrina, el Avión Común o los Vencejos. También aquellas otras que tienen querencia por el hombre, como los Estorninos Negros (tordos) que crían en los tejados o las Tórtolas Turcas (una especie que ha llegado a España hace pocas décadas y que se está expandiendo por todo el país sin haber sido introducida). En cuanto a las especies de caza destacan la Perdiz Roja, figura indiscutible del Coto de Huecas, y otras como La Paloma Torcaz o La Codorniz (esta última en menor medida).

El pueblo es también importante como zona de alimentación, invernada y de expansión juvenil de rapaces. En el Término se han observado especies como el Milano Real, el Buitre Negro, el Ratonero Común, Águila Real, Búho Real, Águila Culebrera. También otras aves depredadoras no-rapaces como los pequeños Alcaudones Común y Real.  Huecas es también zona de paso de rutas migratorias, especialmente durante primavera y el otoño; podréis ver (probablemente las oiréis primero) bandos de Grullas yendo y viniendo de sus zonas de invernada en Extremadura u otras aves más raras, de hecho, cerca del pueblo hemos visto en paso incluso un Águila Pescadora.

avutarda1

MAMÍFEROS

Como se explicaba en la introducción, los grandes mamíferos herbívoros (Ciervos y Jabalíes) desaparecieron del territorio de Huecas con la tala de los bosques originarios y la roturación de tierras agrícolas. Buena parte de los mamíferos que hay hoy en día se agrupan dentro del grupo de los micromamíferos; este es el casodel Ratón de Campo y el Ratón Moruno. Estos pequeños roedores habitan tanto en los bosquetes de encinas como en las zonas abiertas o cunetas de caminos, donde cavan sus pequeñas madrigueras. Se alimentan de semillas, pequeños frutos e incluso de algunos insectos. En las zonas de encinar abunda el Lirón Careto, de hábitos arborícolas, por donde trepa a la perfección; sus nidos son bolas de ramitas. Otro pequeño mamífero presente en Huecas es el Topillo Mediterráneo, de hábitos subterráneos que cava madrigueras unidas por galerías y rara vez sale a la superficie; a menudo su presencia se puede detectar por los montoncitos de tierra pequeños y muy juntos que se ven en el suelo. No hay que confundir a este topillo con el Topillo Campesino de la Meseta Norte, donde sus números alcanzan a veces cifras alarmantes; tampoco confundir con el Topo, que es insectívoro. El Topillo Mediterráneo mantiene poblaciones moderadas en Huecas y se alimenta sobre todo de raíces y bulbos.

Entre los mamíferos hay varias especies de carnívoros. Algunos son de pequeño tamaño, como la Musaraña Común que, no obstante, es un fiero depredador para insectos y lombrices, un depredador que, debido a su metabolismo acelerado, se pasa cazando y comiendo casi todo el día. Entre los carnívoros de tamaño algo mayor destacan el Turón (pariente “salvaje” del Hurón) y la Garduña.

De nuevo mención aparte en Huecas merecen las especies de caza que dan valor al coto: La Liebre Ibérica y El Conejo. A la liebre le gustan los espacios abiertos, donde descansa en “camas” que hacen en medio de hierbas altas para pasar desapercibidas a los depredadores. Los conejos cavan galerías en taludes de tierra. El Conejo es una especie muy importante en los ecosistemas mediterráneos, ya que es la presa principal de multitud de especies de depredadores. El Valle del Tajo en general, y esta zona de la provincia de Toledo en particular, albergan algunas de las poblaciones de conejos más numerosas de España. El suelo arenoso es en parte responsable de esto, ya que favorece la construcción de madrigueras. El Conejo se reproduce prácticamente durante todo el año y sus números se pueden disparar en poco tiempo; no obstante, son también sensibles a enfermedades como la mixomatosis, que diezman sus poblaciones.

LIEBRE

ANFIBIOS Y REPTILES

Los reptiles de Huecas incluyen a especies que se encuentran a sus anchas en espacios abiertos con buena insolación donde poder termorregular (recordemos que los reptiles son animales de “sangre fría”, que precisan  del calor externo para poder activarse). En Huecas hemos observado al Lagarto Ocelado, lagarto de buen tamaño (es el mayor de Europa, machos de 60-70cms de longitud) que presenta unos característicos “lunares” azules (ocelos) en los costados. También pequeñas lagartijas como la Lagartija Ibérica (Lacerta hispanica) o La Lagartija Cenicienta (Psammodromus hispanicus). Asimismo, en alguna ocasión se pueden ver culebras, como la de Escalera o la Bastarda, soleándose hechas un ovillo en la cuneta de un camino.

Los anfibios lo tienen más complicado en zonas de secano, ya que están obligadas a poner los huevos en pequeñas lagunas y charcas. Por ello tienen dificultades en zonas con poca precipitación como Huecas aunque, a pesar de ello, hemos observado algunas especies como el Sapo Corredor (Bufo calamita), sapillo de tamaño medio (hasta 9 cms las hembras) o el Sapo Común (Bufo bufo), de tamaño algo mayor (hasta 13 cms las hembras) en el Término. Estas especies aguantan en zonas secas haciendo la puesta en pequeñas charcas que se inundan en invierno o principios de primavera. Deben acabar lo más rápido que puedan (antes de que se seque la charca)la fase de renacuajo, en la que son  totalmente dependientes del agua; una vez terminada la metamorfosis y convertidos en adultos pueden enterrarse en el fango y refugiarse durante las estaciones más secas.

Psammodromus-hispanicus-4158

INVERTEBRADOS (MIRIÁPODOS, ARÁCNIDOS E INSECTOS)

Es esta una fauna muy desconocida a pesar de ser el grupo que, de lejos, tiene una mayor diversidad de especies. Son desconocidos por su pequeño tamaño, dificultad para verlos y recolectarlos y su altísimo número de especies, que impide retener fácilmente en la memoria los nombres. Los Miriápodos son animales antiquísimos, que incluyen a varias especies de los grupos comúnmente conocidos como ciempiés o milpiés. Suelen tener hábitos nocturnos y les gustan los lugares oscuros durante el día, como los huecos entre piedras. Los arácnidos no son sólo las arañas, sino también a los escorpiones. Éstos últimos suelen también vivir debajo de grandes piedras durante el día; no son frecuentes, pero no está de mas tener cuidado al voltearlas. Sobre las arañas de Huecas curiosamente se sabe más debido a los muestreos que hemos llevado a cabo y a muestreos previos de otros investigadores. La diversidad de arañas es altísima, hemos registrado varias decenas sólo a lo largo del último año. De hecho, existen muchas especies que son todavía desconocidas para la ciencia y que se siguen “descubriendo “ regularmente. En Huecas hace 10 años se describió una nueva especie y, nosotros, estamos en proceso de describir dos más. La mayoría de las arañas son de pequeño tamaño y carecen de nombre común. En otros casos, cuando son mayores, son más conocidas. En Huecas habitan varias especies de arañas que, pese a lo inquietante de su nombre, no tienen ningún peligro para el hombre como: la Araña Tigre (Argyope lobata), tejedora de grandes telas en herbazales; la Araña Lobo (Lycosa hispanica), araña marchadora, que no teje tela y excava pequeñas madrigueras; la Araña Lince(del género Oxyope), cazadora al acecho en pastizales.

En cuanto a los insectos, de acuerdo a nuestros muestreos, hay centenares de especies, sobretodo de coleópteros (comúnmente conocidos como escarabajos) que son el grupo de insectos más diverso del Planeta. Dentro de éstos, en Huecas hay algunas especies muy llamativas, como los escarabajos del género Blaps, algunos de casi 4 centímetros de longitud. Otro grupo de insectos llamativos son la Mantis Religiosa, cazador que utiliza el camuflaje ( las que se encuentran en las ramas suelen ser verdes y las de las zonas de hierba seca de color amarillento). Las mariposas y polillas (Lepidópteros) son otro grupo abundante, tanto en pastizales como en los árboles (hay muchas especies cuyas orugas están especializadas en alimentarse de los brotes nuevos de encina cada primavera). Una especie de mariposa muy espectacular es la Macaón (Papilio machaon): mariposa muy grande, blanca o amarillenta, con líneas oscuras, que a veces se ve también en los jardines.

Argiope-lobata

Pues ya veis que para ver fauna variada no hay que irse demasiado lejos. Si queréis descubrirla sólo tenéis que salir al campo que rodea el pueblo y observar.

Raúl Bonal, Marisa Hernández y Eduardo Morano.

FLORA Y VEGETACIÓN

Los cultivos de secano de cereal, vid y olivo, ocupan el mayor porcentaje de la vegetación actual del territorio, sustituyendo a la vegetación potencial de los encinares de la serie de vegetación mesomediterránea basófila de la encina Bupleuro rigidi – Quercetum rotundi foliaeS., de los encinares desarrollados sobre calizas de los que tenemos una representación en las inmediaciones del Camino de Barcience en el término municipal de Huecas.

Los reductos de estos encinares junto con las coscojas (Quercus cocciferaL.) aisladas presentes en el cercano Valle de Concejo, junto al desarrollo del matorral bajo en especial los tomillares y, la vegetación halófita presentada en los humedales del municipio. Estas formaciones halófitas se caracterizan por el desarrollo del juncal de Juncus acutus (L.) Torr. Ex Retz., junto con el junco churrero (Scirpus holoschoenus (L.) Sójak) y  pequeñas comunidades de Hordeum marinum Huds.y Frankenia pulvurulentaL.

No hay que olvidar la olmeda de Ulmusminor Mill., asociado al Arroyo de la Dehesilla, que por desgracia a lo largo de los últimos años ha sufrido el ataque de la grafiosis como principal enfermedad que destruye a estos olmos autóctonos de la Península Ibérica.

Mapa-vegetación-Huecas-2